Arduino se pasa a las grandes ligas y recibe 32 millones de dólares para su Serie B

La “Internet de las Cosas” o IoT en inglés, es un concepto bastante revolucionario introducido por la firma Arduino hace ya bastantes años, con el objetivo de relacionar mejor a los desarrolladores de software junto a los creadores de electrónicos que utilizan ese software. La idea inicial, que ayudó a muchísima gente a conocer mejor la vinculación de la electrónica con los lenguajes de programación, implicaba la creación de “hardware abierto”, con esquemáticas libres que permitieran que cualquier persona pudiese recrearlos.

Por otra parte, uno de los motos que guió a Arduino durante este tiempo, es la posibilidad de vincular un lenguaje muy parecido a C, para que los programadores entiendan mejor cómo funciona el software que le brinda Internet a las Cosas. Sin dudas estos pasos le brindaron una gran cantidad de seguidores en el espectro del aprendizaje, sea en niveles iniciales, así como los más avanzados estudiantes de electrónica y tecnologías de la información.

A lo largo de los años este tipo de vinculación entre software y hardware libre, que implica que se puede manipular de distintas formas, mejorarlo e incluso generar nuevas patentes que permitan brindar un mejor servicio a la comunidad, fue de vital importancia para la creación de dispositivos vinculados a Internet, como muchos de los electrodomésticos actuales.

El salto al mercado competitivo

La creación de la serie más novedosa de la firma, conocida como Serie B, es sin dudas una de las estrellas en términos tecnológicos que está dando que hablar entre la comunidad de desarrolladores de hardware, pero también entre las grandes empresas. Muchas de ellas decidieron invertir fuerte, como es el caso de Renesas, Anzu Partners, y Arm, además de RBVC o Robert Bosch Venture Capital (la vanguardia de Bosch en inversiones tecnológicas), entre las cuales recaudaron más de 32 millones de dólares para hacer realidad el sueño de Arduino.

Esto le permitirá finalmente salir de la producción de los “kits de electrónica”, conocidos en todo el mundo por ser una suerte de “punto de partida” para los jóvenes en la tecnología, para saltar a un mercado mucho mayor, en el que tienen mucho potencial. Eventualmente creciendo para terminar convirtiéndose en uno de los principales proveedores de la industria de la IoT, generando miles de puestos de trabajo.

Es que además, todo este tipo de tecnología se puede aprender con mucha facilidad mediante un curso online de Arduino, y quizás terminar sumándose a esta nueva tendencia que seguramente generará puestos de trabajo por todo el mundo. En particular en un país como México, que tiene una fuerte vinculación con la tecnología y este tipo de proyectos.

Eventualmente Arduino pasará a ser una de las grandes proveedoras de hardware del mundo, aunque todavía es temprano para decir, seguramente escucharemos mucho más en el futuro sobre esta firma y lo que tiene para ofrecer. Seguramente, conociendo la filosofía que la guió durante todo este tiempo, también brindarán la posibilidad a los usuarios de poder reparar estos hardware, que en las demás firmas están protegidos bajo derechos de autor.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más