Bajo Reserva

El beso de AMLO a Sheinbaum

Pocos se percataron, pero el instante quedó grabado en video. La mañana del domingo, en la marcha del Ángel al Zócalo, mientras una marea humana mecía al presidente Andrés Manuel López Obrador y a la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, el mandatario escuchó algo que le hizo soltar una carcajada, se acercó a doña Claudia y la plantó un beso en la mejilla. Cerca de ellos, el secretario de Gobernación era testigo de la escena. Atrás también pudo observarla el coordinador de los diputados, Ignacio Mier. Delante de ellos iba el hijo del Presidente, Andrés Manuel López Beltrán. Nos hacen ver que esta vez, el resto de las corcholatas presidenciales no podrán reclamar piso parejo, pues en México no se acostumbra que los miembros del gabinete se besen en la mejilla con el Presidente.

Los guardias del Presidente en la marcha

Nos comentan que quienes no tuvieron un domingo tranquilo fueron los exintegrantes de la Ayudantía del presidente Andrés Manuel López Obrador, quienes ya habían dejado de acompañar y proteger al Presidente, y hoy tienen puestos de alto nivel en el gobierno federal. Los funcionarios tuvieron que regresar a por un día a sus funciones de resguardo para cuidar al mandatario durante la marcha que encabezó del Ángel de la Independencia al Zócalo. Bañados en sudor, y visiblemente cansados, se pudo ver a Almendra Lorena Ortiz Genis, directora Normativa de Administración y Finanzas del ISSSTE; a Armando Zazueta Rey, titular de la Unidad de Administración y Finanzas de la Sedatu; a Estefany Correa, superdelegada de programas para el Bienestar en la Ciudad de México; Arlette Silva, gerente de Contrataciones y Proyectos de Pemex, entre otros. Los hoy funcionarios se encargaron de rodear al Presidente e ir despejándole el paso durante las más de cinco horas que duró el recorrido. Literalmente, estos funcionarios se ganan sus altos puestos con el sudor de la frente, y del resto del cuerpo.

Monreal, un rompimiento costoso

Nos dicen que pese al ambiente adverso que enfrenta, el senador Ricardo Monreal no piensa renunciar a la coordinación de la bancada de Morena, pues siente que no hay motivos para ello, toda vez que ha cumplido con sus responsabilidades legislativas. Por su parte, los duros o radicales de su grupo parlamentario aseguran que no lo van a correr ni a destituir, por lo que esperarán que los reacomodos se den de forma “natural”. Lo cierto es que la salida de Monreal de la fracción de Morena vendría acompañada de una desbandada de senadores afines, lo que mermaría al grupo oficialista. Eso lo tienen claro en Morena, y prueba de ello, es que ayer, en los pasillos del Senado, cuando se encontró con Germán Martínez, el vocero de los morenistas, César Cravioto, negó que estén preparando el derrocamiento de su coordinador: “No vamos a ayudar a engrosar las filas del Grupo Plural ni de Movimiento Ciudadano”, le remarcó.

Los senadores de Morena que no marcharon el domingo

El vocero de la bancada de Morena en el Senado, César Cravioto, afirmó que más de 40 senadores de su grupo parlamentario marcharon el pasado domingo para apoyar al presidente López Obrador. Si esta cifra es correcta, entonces habría que preguntar por qué no participaron los otros 20 legisladores oficialistas, pues la fracción tiene 61. Hasta ahora solo se sabía de un senador morenista que no estuvo, el coordinador de la bancada, Ricardo Monreal, quien viajó a España a la Reunión Interparlamentaria. Incluso, el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, Héctor Vasconcelos, se bajó del periplo alegando prioridades. Es evidente que alguien tomó nota, y pasó lista. ¿Veinte senadores pronto serán acusados de traición?

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más