Cafés y restaurantes cierran por coronavirus en París

Cafés y restaurantes cierran por coronavirus en París
Foto: Milenio París (Milenio).- Quietud total. Nadie sentado en cafés y restaurantes. La decisión del gobierno de Francia de cerrar esos locales para evitar la propagación del coronavirus es como un golpe bajo a todo un estilo de vida, a la misma identidad de los franceses. El gobierno francés ordenó además este martes cierre de los mercados al aire libre y limitó las salidas de los ciudadanos para hacer ejercicio físico, con el objetivo de frenar el avance del coronavirus en el país, que ya provocó 860 muertes. El primer ministro, Edouard Philippe, señaló además que el confinamiento casi total en todo el país podría durar "unas semanas más", pero no precisó cuántas. A partir de este martes quedan prohibidos los mercados al aire libre en toda Francia, excepto en "algunos pueblos" en los que éstos son "el único medio para alimentarse", indicó el primer ministro, en una entrevista con la cadena TF1.

Foto: Milenio

París, sin los emblemáticos restaurantes

La capital francesa ha pedido lucidez tras el cierre de los restaurantes. Es “como un caballo sin jinete”, dijo Mohamed Fatnassi, el gerente del turno nocturno del famoso bar y restaurante parisino Closerie des Lilas. Los negocios como este de la Ribera izquierda del río Sena están vacíos desde que se impartió la orden.

“Esta es una institución. Todo el mundo viene aquí”, dijo Fatnassi. Agregó que el restaurante sirvió a Ernest Hemingway, Pablo Picasso y al propio Vladimir Lenin, quien vivió exiliado en un vecindario cercano.

Hoy los cafés están todos cerrados, con sillas apiladas, sin turistas ni vecinos que comentan lo que pasa. Apenas anunciada la medida, en el histórico café y restaurante Dome se colocó un cartel pegado con una cinta adhesiva en la puerta: “Cierre excepcional debido al Covid-19”. Algunos restaurantes están autorizados a ofrecer comida para llevar. Pero reina la calma incluso en Montparnasse y otros destinos turísticos. El gobierno dispuso el cierre de cafés, restaurantes y otros sitios de reuniones públicas la semana pasada, luego de constatar que la cantidad de infectados se había duplicado en tres días. El primer ministro Edouard Philippe dijo que tomó esa medida porque la gente no estaba respetando la recomendación de mantener al menos un metro de distancia de los demás, sobre todo en los cafés.

foto: Milenio

Más sanciones severas si sales de casa

En cuanto a las salidas para hacer actividades físicas, que los franceses pueden realizar en las calles pese al confinamiento que rige desde el martes pasado, el primer ministro indicó que podrán seguir haciéndolo pero "en un radio de un kilómetro alrededor del domicilio, durante una hora, en solitario y una vez al día". La multa para quienes no cumplan con las reglas del confinamiento, actualmente de 135 euros (3 mil 676 pesos mexicanos) será también más severa. Pasará a mil 500 euros (40 mil 854 pesos) en caso de reincidencia si las infracciones se cometen en un período de 15 días. En caso de cuatro infracciones en un mismo mes éstas serán sancionadas con una multa de hasta 3 mil 700 euros (100 mil 773 pesos) y seis meses de cárcel. "No debemos tomar estas reglas a la ligera", recordó Edouard Philippe. Estas nuevas restricciones responden al llamado de un gran número de médicos en Francia que exigen desde hace varios días medidas más severas para frenar el Covid-19 que sigue avanzando en Francia, con 186 muertos en las últimas 24 horas. Philippe rechazó por el momento imponer un toque de queda general en el país, como ya lo han hecho países como Chile o Arabia Saudita, pero señaló que en algunas partes del territorio "podría ocurrir que necesitemos tomar medidas de confinamiento más estrictas".
Comparte