Confusión ocasionó gran despliegue de patrullas en Villas del Encanto

En La Paz, un excesivo número de patrullas estacionadas en la calle Villa Naomi entre Delfines y Villa Taro en este fraccionamiento de Capital del Estado, fueron ocasionadas por una condición en el radio

Vía mensajería y en redes sociales, después de observar un excesivo número de patrullas estacionadas en la calle Villa Naomi entre Delfines y Villa Taro en este fraccionamiento de la capital del estado, ciudadanos se preguntaban ¿Qué estaba pasando?

Un error de coordinación fue lo que ocurrió entre las fuerzas de seguridad del estado. Y es que agentes de la Policía Investigadora de la Procuraduría General de Justicia del Estado, solicitaron vía radio apoyo a los compañeros de su corporación y la presencia de una ambulancia.

Sin embargo, por estar en una frecuencia abierta, agentes de la Policía Municipal y la Policía Estatal Preventiva, escucharon la solicitud y se desplazaron rápidamente hacia el lugar, llegando más de 10 patrullas a toda velocidad.

El argumento es que la Policía Investigadora había solicitado apoyo, aunque no dio pormenores del caso.

Sin embargo, la labor que realizaban tres agentes de investigación del sexo femenino a bordo de una camioneta gris Ford Silverado era una diligencia en un domicilio de dos plantas en construcción.

Los oficiales habían ido a recoger a dos menores de edad. Las infantes serían llevadas a rendir declaración al Centro de Justicia para la Mujer, acompañadas de sus abuelos, Apolonio Quintero Murillo y Silvia Murillo Albañez.

La abuela de 64 años fue atendida por paramédicos de la Cruz Roja, después de sufrir una crisis nerviosa tras discutir fuertemente con su hija y madre de los menores, Clarissa Quintero Murillo, empleada del Ayuntamiento de La Paz.

Cuando la abuela entregó a su nietas de 9 y 7 años, la madre de las niñas, pretendió arrebatar a la mayor de nombre Sofia Georgette «N», golpeándola con la cabeza en la barda  del acceso del domicilio.

Por lo anterior fue solicitada la presencia de la ambulancia No. 70 para valorar clínicamente a la niña, y de paso, a la abuela que estaba muy conmocionada.

Pero los 18 policías que llegaron al lugar, pensaron que se trataba de un ataque armado o un asalto con violencia por la presencia de la ambulancia.

Lo anterior despertó la curiosidad de las personas que estuvieron preguntando qué estaba sucediendo en el Fraccionamiento Villas del Encanto. 

Al final, las infantes fueron llevadas a declarar al Centro de Justicia para la Mujer.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más