Consideran devastador efecto de COVID-19 en sistema alimentario

Consideran devastador efecto de COVID-19 en sistema alimentario
Foto:Diario Cambio Internacional (Notimex).- El efecto que la COVID-19 está teniendo en el sistema alimentario es devastador para chefs, agricultores, trabajadores agrícolas, de servicios de alimentos, de plantas de procesamiento y distribución, y muchos otros, por lo que Food Tank trata de documentar el impacto y resaltar perspectivas importantes, afirma su presidenta, Danielle Nierenberg. Señala que José Luis Chicoma, director del Laboratorio de Política Pública Ethos, en la Ciudad de México, menciona que los agricultores, los vendedores de tacos y de alimentos callejeros en la economía informal, así como los estudiantes que se benefician de los programas de nutrición escolar, han sido especialmente golpeados. En los Estados Unidos, el paquete de estímulo por la COVID-19, de 2 billones de dólares “no fue lo suficientemente lejos como para proteger a los agricultores a escala familiar, a los trabajadores de alimentos ni a las empresas locales de alimentos que han sido duramente afectadas”, afirmaron Chloe Waterman y Jason Davidson en el Congreso, en busca de priorizar pequeñas granjas regionales, en lugar de agronegocios corporativos. Por su parte, Saru Jayaraman, presidente de One Fair Wage, en Food Talk Live, dijo que en los Estados Unidos, la mayoría de los trabajadores del servicio de alimentos que han sido despedidos y no podrán acceder a los beneficios del seguro de desempleo. Pero Nierenberg menciona que “incluso con todas estas noticias difíciles, veo esperanza. Defensores, empresarios, formuladores de políticas y chefs están trabajando las 24 horas para ayudar al sistema alimentario a sobrevivir durante los tiempos difíciles que vienen”. En Food Tank “actualizamos nuestra lista de más de 40 organizaciones que trabajan para apoyar a restaurantes, trabajadores y personas que padecen hambre o inseguridad alimentaria”. “Food Tank continúa reuniendo a líderes del sistema alimentario para explicar cómo están respondiendo a COVID-19 y compartir sus visiones esperanzadoras para el futuro, y esta semana he hablado con Holly Rippon-Butler, de la National Young Farmers Coalition; Jenique Jones, de City Harvest; el economista de la Universidad de Purdue, Jayson Lusk, y muchos otros, para tratar de encontrar soluciones”, continúa Nierenberg.
Comparte