Denuncian nepotismo y corrupción en la Policía Auxiliar y Comercial de La Paz

De forma anónima, un grupo de elementos de la Policía Auxiliar y Comercial del municipio de La Paz denunciaron posibles actos de corrupción de parte del comandante general del área, René Virgen Velázquez; así como actitudes de nepotismo y abusos de autoridad en contra del personal. 

“Lo que son varios comandantes, subcomandantes y la gente que está pegada a la dirección tienen 7, 8 y hasta 10 personas que son de su misma familia, y se supone que aquí no debe haber tanta familia trabajando en la misma área, pero aquí por lo que por ejemplo la que están pegadas ahí a la dirección todos, por lo regular todos tienen seis siete hijos, sobrinos, primos, cuñados y yo no estoy de acuerdo en eso”, declaró uno de los policías.

Señalan que la directora del departamento, Monserrath Loyo Onofre, es maestra de profesión, sin experiencia en seguridad pública, y que ha solapado estas irregularidades; dijeron también que quienes han presentado quejas son amedrentados y reciben constantes amenazas de quedarse sin empleo.

Los malos tratos de parte del Comandante Virgen son ‘el pan de cada día’, pero lo que más los inquieta es la falta de pago de horas extra. La jornada normal de trabajo es de 12 horas por 24 de descanso, pero desde que se reforzó la vigilancia en bares y centros nocturnos, extienden su jornada hasta por seis horas sin recibir un peso.

En este sentido, es importante aclarar que los comercios pagan al ayuntamiento por recibir estos servicios, sin embargo, el dinero no llega a la nómina de los policías, más que a unos cuántos, quienes se presume son familiares o amigos del comandante. 

“No tenemos derecho a un uniforme, no tenemos derecho a una botas, a una gorra digna, a equipo para trabajar, no tenemos derecho a nada de eso. La presidenta municipal todo el tiempo ha manejado que es una institución descentralizada de tránsito, pero ¿por qué manejamos el mismo uniforme, por qué manejamos las mismas unidades y por qué estamos en las instalaciones de tránsito si no somos policías?”, recalcó otro elemento. 

“No he visto ningún uniforme, todo lo que me pongo es porque yo gasto, todos los que andamos aquí traemos uniformes comprados, nadie trae uniformes que nos da la corporación”, añadió uno de sus compañeros. 

Mientras que la presidenta municipal, Milena Quiroga Romero, afirma han mejorado las condiciones laborales de los policías, al interior del área comercial no se reflejan sus palabras; aseguran no haber recibido prestaciones laborales aunque los registros en papel indican lo contrario.

Entre el cuerpo policial se rumora que en este departamento circula mucho dinero, pero es mínima la cantidad que llega hasta las arcas municipales y que se distribuye de forma legal.

Por estos motivos, los policías se atrevieron a levantar la voz y exponer lo que viven bajo el mando de personas sin experiencia que llegaron al cargo como un favor político, concluyeron.

 

 

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más