Enfermera que se hacia pasar por doctora es acusada de feminicidio

Una enfermera que se hacía pasar por doctora en una clínica de belleza de Nuevo León, es acusada por el feminicidio de Lizeth Vega de 22 años y usurpación de funciones profesionales.

De acuerdo a la Fiscalía Especializada en Feminicidios y Delitos contra las Mujeres de Nuevo León, la enfermera es señalada como la principal responsable de la muerte de una joven que habría acudido a la clínica de belleza Elohim Servicios Integrales Estéticos, localizada en Monterrey, Nuevo León, par realizarse un procedimiento estético llamado “aqualipo”.

La acusada, Nancy Deyanira “N” de 36 años presuntamente, no solo realizó un procedimiento estético sin contar con el equipo y los conocimientos necesarios, sino también se aprovechó de la víctima golpeándola en la cabeza, lo que habría ocasionado su muerte.

Fue detenida en la colonia Haciendas de Escobedo en el municipio de Escobedo, Nuevo León, por agentes ministeriales, al presentarse una orden de aprehensión en su contra por un juez de control y juicio oral penal en el estado, que fue presentada por un Agente del ministerio Público Investigador adscrito a la Unidad de Investigación y Litigación Especializada en Feminicidios, en donde se pudo verificar que no era una profesional certificada.

La Fiscalía determinó que la víctima murió por razones de género, el pasado 5 de octubre, en la clínica ubicada en la calle Jacala 303, colonia Mitras Centro, no sólo derivado la mala práctica de la cirugía a la que fue sometida de cuerpo completo, por dicha mujer que no estaba calificada como cirujano plástico con especialidad en cirugía plástica estética y reconstructiva, también porque de acuerdo a los médicos forenses que realizaron la autopsia, determinaron que presentaba una herida en la cabeza, lo que provocó una contusión profunda en el vertebro medular cervical que ocasionó su muerte de manera inmediata.

También se mencionó que ya sin contar con signos vitales, la trasladó a una clínica de Camino Real, en donde fue declarada muerta, por lo que la familia presentó una denuncia por negligencia médica, sin embargo tras presentar la denuncia los dueños de la clínica intentaron escapar.

Este hecho generó mucho debate en redes sociales sobre sí este delito podría tipificarse como feminicidio, pues la Fiscalía determinó que el actual de la detenida fue misógino al realizar conductas de odio por razones de género, privándola de la vida, sin importar la salud de la paciente, sabiendo la confianza que esta le tenía.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más