¿Deveras Creemos Que…?

Hace 18 años se inauguró una era en la vida política de México: la era de los video-escándalos. En el noticiero El Mañanero, conducido por Brozo, se exhibió al Presidente de la Asamblea Legislativa del DF, el entonces perredista y operador político de Andrés Manuel López Obrador, René Bejarano, recibiendo 45 mil dólares del empresario argentino Carlos Ahumada.

Debido a la magnitud del escándalo (y a que su tribu aún no estaba en la plenitud del poder) Bejarano pasó un tiempo en la cárcel para después salir absuelto; su esposa, Dolores Padierna tiene toda la vida en la política como diputada, senadora, asambleísta y recientemente candidata derrotada a la alcaldía Cuauhtémoc de la CDMX, derrota que ha impugnado con perseverancia. Otra persona muy cercana a “El Señor de las Ligas”, como se le llamó a René Bejarano, es la actual Jefa de Gobierno y “consen” del presidente, Claudia Sheinbaum. Aquel episodio del portafolio repleto de fajos de billetes inauguró una larga tradición que sigue vigente.

El 1 de marzo de 2004, en el noticiero de Joaquín López Dóriga, en el canal 2 de Televisa, se presentó un video en el que se observaba a Gustavo Ponce, entonces secretario de Finanzas del DF, apostando fuertes cantidades de dinero en una zona exclusiva del hotel Bellagio, en las Vegas.

Ponce Meléndez era el encargado de los dineros en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, el hombre al que AMLO le confirió la delicada responsabilidad de manejar el erario capitalino. Obvio, fue cesado de su cargo y años después, en 2009, sentenciado a ocho años y 16 días de cárcel por un juez federal, al ser encontrado responsable del delito de lavado de dinero; en 2011, se le dictó auto de formal prisión como presunto responsable de fraude genérico. De los implicados en video escándalos de corrupción, Ponce fue el único que pasó un tiempo en la cárcel.

El 8 de marzo se difundió otro video en el que se observa a Carlos Imaz, delegado de Tlapan, recibiendo también dinero de Ahumada. El exesposo de Claudia Sheinbaum, entonces secretaria del Medio Ambiente y hoy Jefa de Gobierno pidió licencia para dejar su cargo. Le dictaron formal prisión pero no pisó la cárcel. Fue sentenciado como probable responsable de realizar operaciones con recursos de procedencia ilícita, con fines electorales. No fue encarcelado debido a que lo amparaba una suspensión provisional.

El entonces jefe de Gobierno del DF, Andrés Manuel López Obrador, declaró –tras la difusión de los videos- la misma idea repetitiva con la que se le resbalan todas estas evidencias: que se trataba de un “complot” del gobierno federal y de Carlos Salinas para desestabilizar su gobierno.

Ahora que AMLO es presidente la cantaleta se repite: aparece Pío López Obrador recibiendo dinero de un funcionario estatal, David León y AMLO dice que son “aportaciones para la causa”; aparece su otro hermano Martín Jesús López Obrador recibiendo dinero del mismo funcionario y “son tratos entre particulares”.

En medio de este cochinero ha surgido otro dato interesante: el periodista Martín Moreno Durán documenta que López Obrador, durante el sexenio salinista, recibía “subsidios” por parte del entonces regente Manuel Camacho Solís, con tal de que el tabasqueño desocupara la plancha del Zócalo, sobre todo cuando estaban próximas las celebraciones del 15 de septiembre. ¿Quién era el encargado de entregar el dinero, personalmente, a López Obrador? Marcelo Ebrard, en su calidad de Subsecretario de Gobierno. De ahí surgió un vínculo que no se ha roto ni con la caída de la Línea 12 del Metro que construyó Marcelito.

Es más, viendo cómo se manejan estos ex priistas es fácil suponer por qué el cariño de AMLO a Ebrard, y que parte de aquel sobregiro de 13 mil millones de pesos a 19 MMP con que se encareció la línea 12 del Metro fue sin duda a parar a “la causa”. Imagínese, el digno sucesor de aquel malversador Gustavo Ponce al frente de las finanzas de la CDMX fue nada menos que Mario Delgado, actual presidente nacional de Morena.

Podríamos seguir desenmarañando esta trama hasta llegar a todos aquellos a quienes AMLO hoy protege: Bartlett, Romero Deschamps, Salgado Macedonio, Napoleón Gómez Urrutia… tanta gente que ha robado el país y que hoy goza de las mieles de la impunidad y del poder como justo pago a sus contribuciones “a la causa”.

¿Deveras alguien en su sano juicio cree que esta gente va a terminar con la corrupción en el país?

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más