Difícil tener sana distancia en centros penitenciarios organizaciones

Difícil tener sana distancia en centros penitenciarios organizaciones
Foto: CNN en Español México (Notimex).- A pesar de que las autoridades han reiterado en numerosas ocasiones las medidas de higiene para enfrentar al coronavirus (COVID-19), para las personas que están internas en los centros penitenciarios es difícil acatar al 100 por ciento la medida de aislamiento social, a través de la sana distancia. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), casi el 50 por ciento de las personas en internamiento comparte la celda con más de cinco personas. Gracias a esto último, una política de sana distancia no es posible partiendo sólo de este hecho, pero además tampoco es realista pensar en la prevención del contagio masivo si se carece de agua potable, artículos de limpieza y acceso a medicamentos. La directora general de Fundación Reintegra, Jimena Cándano consideró que esta medida podría generar una histeria colectiva, que podría evitarse al avalar sus garantías individuales y evitando la sobrepoblación penitenciaria.

“Como si eso no fuera suficiente, la cuarentena implica también que aquellos que se encuentran en los centros penitenciarios no puedan ser visitados por sus seres queridos, lo cual vuelve más adverso todo el panorama”, indicó.

Agregó que si bien es cierto que la decisión de cancelar las visitas sería en pro de evitar el contagio para proteger tanto a la gente dentro y fuera, opinó que se vulnera aún más a la persona en conflicto con la ley, porque es a través de estas visitas que ellos pueden obtener algunos de los recursos que el centro no les está otorgando. Puntualizó que en medio de una crisis de salud pública, las prácticas penitenciarias “no pueden continuar igual, cada persona genera riesgos adicionales en un contexto de recursos limitados”. Añadió que una de las propuestas de la fundación es la de hacer una revaluación de las medidas que deban cumplirse en internamiento, con ello, no sólo se aspira a bajar al número de personas sobrepoblando los centros, sino que también se genera prevención al alejarlos de un contexto violento que, en muchos casos, termina por corromper más a la persona. Cándano informó que las condiciones generales en las que se encuentra actualmente el sistema penitenciario mexicano han derivado de una insuficiencia de recursos financieros, humanos, materiales y de instalaciones para poder ofrecer un servicio integral, situación que se ve reflejada a diario en su bienestar y que durante esta contingencia se convierte en una crisis, que de no atenderse podría tener un gran impacto.
Comparte