Don Beto un ejemplo de vida, constancia y superación

Don Beto un ejemplo de vida, constancia y superación

 
Don “Beto”, invidente desde niño, vende productos de aseo en puesto semifijo 

 


 
A sus 60 años de edad, y con una discapacidad que tiene desde niño, José Heriberto Navarro, mejor conocido como “Don Beto”, sale día con día a ofrecer sus productos de limpieza.

A pesar de que se contagió por el virus del Covid-19 y haber sobrevivido a esta horrible enfermedad,  Don “Beto” continúa con su puesto semi fijo vendiendo productos de aseo como escobas, recogedores y  trapeadores, sobre las calles Licenciado Verdad y Colima. 

Asimismo, nos compartió que anteriormente su función era vender de casa en casa, pero que debido al riesgo que notó optó por quedarse fijo en un lugar.

“Ya tengo vendiendo en la calle, ahora que me he estacionado aquí tengo como un año. Yo antes andaba en la calle, casa por casa, pero noté mucho peligro y mejor decidí, la gente me dijo estaciónate en una sola parte, en un punto y fue como me animé a estacionarme aquí”, expresó.

En este sentido, añadió que gracias al apoyo de la ciudadanía que ha sido cooperativa en la cuestión de difundir su venta de productos mediante redes sociales, es que ha recibido un poco más de clientela.

“La gente ya viene a comprarme mis productos que es escoba, trapeador, recogedores y otros utensilios de limpieza […] por redes sociales se han dado cuenta que ya han informado por redes sociales y si han dado resultados que vienen a comprar, de repente vienen a comprar y ya con la gente que ya conoce, ya vienen a este lugar conmigo y eso me hace a mí que ya no ande mucho en la calle, andar en el peligro y todo eso”, comentó.

Don “Beto”, que es invidente desde muy pequeño, explicó que para él sería de gran apoyo el sólo hecho de que se acerquen a adquirir algunos de sus productos para así solventar los gastos de su hogar y a su vez, invertir en más productos para seguir vendiendo.

Igualmente, compartió que el horario en el que regularmente se encuentra es por las tardes. En ocasiones llega desde las 12 del mediodía o 1 de la tarde, y se queda hasta las 5 o 6 de la tarde.

Finalmente, se invita a la ciudadanía a apoyar a aquellas personas que presenten alguna discapacidad y que ofrezcan algún tipo de producto o servicio.

 

Foto: Ivette Pérez

 

Comparte