Familia de escasos recursos se enfrenta a las bajas temperaturas

Los frentes fríos están provocando graves afectaciones en La Paz; la familia de Don Salvador Lozano es quien más lo resiste cuando por las noches, la temperatura desciende en la colonia Márquez de León de esta ciudad.

“Pues uno sobrelleva el frío con cobijas gruesas, solo así lo hacemos, más en la noche que se pone como refrigerador cuando empieza a meterse el sol y el “frillito” se siente, cala hasta los huesos”, comentó el señor Salvador Lozano al contar a CPS su historia

7 de la tarde. Llegó la hora de resguardarse. Este es el ritual que una familia de la colonia Márquez de León en la ciudad de La Paz repite diariamente cuando se oculta el sol.

Los más pequeñitos son abrigados y cobijados con las prendas más “calientitas” que papá y mamá tienen en casa para evitar enfermarse en la fría noche.

“Aquí vivimos mi esposa y mis dos niños chiquitos, mi niña y el bebé, de siete y tres años. Ellos son a los que tratamos de proteger. Ellos se me acaban de enfermar la semana pasada, tuve encamados a mi esposa y mis hijos”, relató.

Esta es la realidad del señor Lozano y su familia, residentes de la colonia desde hace varios años. Las bajas temperaturas ya provocaron afecciones en la salud, así lo dijo Salvador, la más afectada, su esposa.

“Como que le dio una especie de asma en los pulmones o algo así, no recuerdo qué dijo el doctor. A ella se le va toda la fuerza y pierde casi la noción del espacio. Cuando enferma, ando batallando”, contó.

De forma cruda y sin pedir permiso, los gélidos vientos traspasan las puertas y paredes de lámina, madera y cartón que los alberga y protege al llegar la noche. Una resistencia conectada a la energía eléctrica, es la única alternativa para que sus hijos se puedan dar un baño.

”No pues, ahorita, lo único que usamos es ropa gruesa. Tenemos la estufa, pero nada más es para cocinar, para los casos de entumecimientos, calentamos nuestras manos. Por las mañanas, cuando nos levantamos calentamos el agua para el baño de los niños, pues usamos una resistencia para bañar a los chamacos y para nosotros”, prosiguió.

Lo principal, explicó, es utilizar ropa abrigadora y resguardarse del viento por la noche y consumir una bebida caliente también es de ayuda.

La colonia Ampliación Márquez de León se encuentra prácticamente en el olvido. Las autoridades no los voltean a ver y difícilmente llegan apoyos.

“Las autoridades ni se acuerdan que existe esta colonia. Lo único que hacen es mantener la vigilancia con el paso de las patrullas a cada rato; pero eso sí, que se acerquen para acá, la mera verdad, no tienen interés”, sostuvo.

En días posteriores, el frente frío número 27 se percibió con fuerza en La Paz, y combinado con los vientos del norte, se observaron rachas de hasta 70 kilómetros por hora, informó el director municipal de Protección Civil de La Paz, Jehú Vázquez Savín. 

“Estamos atravesando ahora el frente frío número 27 que, combinado con vientos del norte, sentimos las rachas de viento helado que, como diríamos los paceños ‘nos cala más’”, señaló.

La problemática no es desconocida por las autoridades, incluso saben de las colonias más afectadas y dónde están ubicadas.

“Nosotros sabemos que hay colonias en la periferia que regularmente pasan por esta situación. Conocemos Lagunitas, Villas de Guadalupe, Márquez de León y Olas Altas, por mencionar algunas, y no sólo eso, tenemos en zonas Serranas y en delegaciones, para quienes estamos trabajando para llegar a ellos”, explicó.

Existen dependencias encargadas de atender a las familias vulnerables, pero poco se ve el apoyo de las familias que se ubican en las zonas marginadas de esta ciudad.

“Hay una dependencia que se encarga de dar apoyos que, en este caso, es el DIF municipal. La misma se encarga de entregar los apoyos de cobijas. Eso es importante porque hay zonas vulnerables en las serranías que requieren ayuda para poder cubrirse del frío. Estamos trabajando con el DIF para llevar a la ciudadanía cobijas y cobertores a quien lo requiera”, dijo.

Esta fue la historia de la familia Lozano, una de tantas que se repite en el municipio de La Paz y que precisamente en este momento la están pasando muy mal por las bajas temperaturas.




También podría gustarte
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más