Fueron acusados de secuestro y de tráfico de menores en Mazatlán, ahora desde BCS exigen justicia

  • Luciano Hernández Vidal, narró a CPS Noticias que desde el 15 de noviembre del año pasado, viajaron en familia, incluidos 7 menores entre 2 y 13 años al estado de Durango, pero de regreso a La Paz vivieron un infierno

La Paz.- La familia Hernández Vidales, acusada en Mazatlán, Sinaloa desde el 18 de diciembre del 2019 de secuestro y pertenecer a una red de tráfico de menores, sin ningún tipo de pruebas, hoy desde Baja California Sur exigen una disculpa pública y justicia para recuperar a sus hijos y sobrinos que fueron separados y llevados a Casa Cuna.

Luciano Hernández Vidal, narró a CPS Noticias que desde el 15 de noviembre del año pasado, viajaron en familia, incluidos 7 menores entre 2 y 13 años al estado de Durango, pero de regreso a La Paz vivieron un infierno.

“El 18 de diciembre nos detuvieron y nos retiraron a nuestros hijos, nos acusaron de que éramos secuestradores, de que éramos de una red de trata de menores. Estamos exigiendo nuestro derecho a réplica porque esta noticia se difundió en muchos lugares, fuimos pisoteados.

Nos quitaron a nuestros hijos y con nosotros hicieron los que se les dio la gana. Nosotros queremos que la gente de La Paz conozca nuestra versión y se enteren de nuestra versión, nosotros tenemos las actas de nacimiento de nuestros hijos, las constancias de la escuela. Nosotros en Mazatlán interpusimos una demanda ante un juez federal del Octavo Distrito, nos tuvieron dos meses en Mazatlán sin darnos a nuestros hijos y cuando llegó el amparo, a nuestros hijos los enviaron inmediatamente a La Paz y están en la Casa Cuna”.

Dijo que con cinco adultos viajaban 7 menores, cuatro son sus hijos y tres sus sobrinos, “mi mamá, mi hermano y mi esposa viajamos a Durango de emergencia porque mi abuela enfrentaba un problema de salud, de regreso comenzó todo el martirio”.

Expuso que luego de que los detuvieron sin ningún argumento, los separaron de sus hijos, “a mi hija menor de dos años la enviaron a Durango, cosa que no debieron hacer, separaron a nuestros hijos. Nunca nos dieron ninguna razón, a nosotros nos agarraron, nos golpearon, nos encerraron 36 horas, adentro no supimos nada y ya que salimos nos enteramos que porque creían que los niños eran robados. El ex Director del DIF de Mazatlán dejó su cargo después de que nosotros nos empezamos a mover”.

Secuestro

#Video Vive familia un Infierno, durante su viaje de regreso de #Durango a #LaPazBCS fueron acusados de pertenecer a una #RedDeTráficoDeMenores. Hoy piden #Justicia y buscan recuperar a sus hijos y sobrinos que se encuentran en la Casa Cuna del #DIFBCS #CPSNoticias #NoticiasLaPaz #NoticiasBCS

Posted by CPS Noticias LPZ on Tuesday, February 11, 2020

“A resguardo del DIF Mazatlán siete menores encontrados en vagoneta, podrían ser robados, fueron los encabezados de los periódicos, pero cuando interpusimos denuncias ante la Comisión de Derechos Humanos, la Sindicatura y el amparo del juez federal, el Director del DIF renunció”.
La familia comentó que luego de este Viacrucis los niños aún continúan en la Casa Cuna y lo único que quieren es reunirse con ellos, están solicitando el apoyo del Sistema DIF para que no se extienda el proceso de entrega.

“Decían que aunque nosotros presentaremos las actas de nacimiento de nuestros hijos no podían creer que fueran nuestros porque había gente que se robaba niños y los registraba, por eso nosotros pedimos que se nos hiciera la prueba de ADN y nunca lo aceptaron. Fue algo muy triste que no se lo deseo a nadie, son dos meses que estuvimos sufriendo en la ciudad de Mazatlán”

Señaló que un juez federal del Octavo Distrito decretó la suspensión de los actos realizados, debiendo las autoridades correspondientes suspender su ejecución, así como cualquier acto que pusiera en riesgo su integridad física y emocional, cosa que no obedecieron y para deslindarse de cualquier irregularidad enviaron a los niños a la Casa Cuna de La Paz, Baja California Sur.

Después de dos meses, finalmente el domingo pudieron reunirse y ver a sus hijos que están en la Casa Cuna de La Paz, sin embargo esperan todo el proceso legal para volver a estar juntos, “nosotros no tenemos nada que esconder, nosotros nos vamos a poner a disposición de las autoridades y seguir el protocolo que ellos llevan, simplemente les estamos pidiendo al Gobierno de Baja California Sur que no extienda este proceso a fin de que podamos reunirnos con nuestros hijos, porque ya es mucho tiempo lo que hemos estado separados”.