Gobierno federal emite declaratoria de emergencia para Baja California Sur

Este miércoles, el Gobierno de la República publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) la Declaratoria de Desastre Natural por la ocurrencia de lluvias severas e inundaciones fluviales en tres municipios de Baja California Sur, como secuelas del paso de la tormenta tropical ‘Javier’ cerca de costas sudcalifornianas los días viernes dos y sábado tres de septiembre del presente año.  

 

Cuatro días después de que las bandas nubosas del fenómeno meteorológico ocasionaron severas afectaciones en Mulegé, así como en La Paz y Los Cabos pero en menor grado; el jefe de gobierno estatal, Víctor Castro Cosío, inició la solicitud de declaratoria, pero fue hasta el 12 de septiembre cuando la Comisión Nacional del Agua (Conagua), corroboró la información proporcionada por la administración gubernamental.

 

En su respuesta, indicó que efectivamente, las precipitaciones de esos días fueron severas y causaron inundaciones, principalmente en el municipio del norte durante el sábado, además de las crecidas de arroyos y desbordamientos que hubo en la capital del estado y en el municipio cabeño, los días dos y tres del mismo mes. 

 

En razón de esto, la Coordinación Nacional de Protección Civil encabezada por Laura Velázquez Alzúa, aprobó la solicitud del gobierno estatal para atender las repercusiones que provocan algunos fenómenos naturales perturbadores, de acuerdo a lo dispuesto en la Ley General de Protección Civil del país. 

 

El documento publicado en el DOF señala que el 13 de septiembre se llevó a cabo una sesión del Comité de Evaluación de Daños, en la cual el gobierno de la media península sudcaliforniana presentó la solicitud de declaratoria. 

 

Cabe destacar que, el gobernador Castro Cosío, ha mencionado en diversas ocasiones que no buscarán el mismo apoyo para reparar la destrucción ocasionada por el huracán ‘Kay’ al norte de la entidad, a pesar de las críticas que ha recibido de la oposición. Ha insistido en que los ayuntamientos y el estado deben asumir sus responsabilidades y encontrar la manera de restaurar las localidades para no ser una carga más del gobierno federal.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más