Gana impunidad en casos contra policías por delitos sexuales

En agosto del 2019, Claudia Sheinbaum hizo la promesa a las mujeres de la Ciudad de México de acabar con los abusos sexuales ocurridos por policías.

La activista de Marea Verde México, Renata Villareal, califica a esta promesa como “una pérdida de tiempo”:

“Cuando vimos que solo querían darnos atole con el dedo y que fuéramos una vez a la semana a sentarnos a unas bancas, decidimos retirarnos. Ni una sola activista se quedó porque no se hizo ninguna acción.

De hecho, les ofrecimos impartir cursos de capacitación para sensibilizar a las autoridades, desde los policías en el terreno a los agentes del Ministerio Público, hasta los jueces porque sabemos que ahí sí se puede generar un cambio”.

Te puede interesar: ¡Alto total a la violencia contra las mujeres y niñas!

Mientras que la exfiscal de delitos sexuales, Susele Deyanira Ortega Lara, habló sobre la falta de presupuesto para cumplir con lo prometido en la mesa de diálogo:

“Quieren que se combata el problema pero no te dan con qué. Es como si te dijeran que siembres un bosque pero no te dan árboles, ni palas, ni agua. Así no se puede”.

Ajustes presupuestales

La coordinadora general de Investigación de Delitos de Género y Atención a Víctimas de la fiscalía capitalina, Laura Angelina Borbolla Moreno, asegura que hubo una restructuración interna de la Fiscalía de Atención a Delitos Sexuales, donde se creó una unidad solo para delitos sexuales cometidos por policías, y admitió que han tenido que hacer más con menos debido a los recortes presupuestales:

“Por las mismas razones de pandemia, los presupuestos estuvieron muy castigados este año y el pasado. Tuvimos que hacer más con menos en el sentido de reorganizar el trabajo y reestructurar a todo el personal que se tenía ya adscrito a la Fiscalía de Delitos Sexuales”.

Por otra parte, existen otros factores que hacen lentas las investigaciones como la burocracia, el desorden administrativo y las fallas en la integración de los expedientes.

 

Lo que representa investigar policías

La instancia más denunciada en los últimos dos años en la CDMX es la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC). Lo más preocupante es que, hasta agosto, de 531 carpetas abiertas por delitos sexuales, el 75 % son contra policías de la ciudad.

Susele Deyanira Ortega Lara, extitular de la Fiscalía de Delitos Sexuales, dijo:

“Es sumamente complejo investigar a policías. Porque, por ejemplo, cuando las víctimas son parte de la misma corporación no hay protocolos adecuados para protegerlas. por eso muchas veces dejan a la víctima sola ante el imputado, que además es su superior. Y a lo que te arriesgas es a que sea revictimizada y que, además de acoso sexual, sufre acoso laboral”.

También está el tema del encubrimiento entre policías.

 

Carpetas de investigación

Asuntos Internos ha abierto 538 carpetas de investigación; hasta el momento, solo 23 policías de los involucrados en las denuncias han sido dados de baja.

Y es aquí donde radica toda la impunidad: en el análisis de los casos llevados a cabo por la Comisión de Honor.

Los casos de policías se mezclan con otros miles, por ello el avance es muy lento. 

Parte del problema es que no se jerarquizan de manera adecuada los casos de delitos sexuales. Marcela Figueroa Franco, subsecretaria de Desarrollo Institucional de la SSC-CDMX, lo explica de la siguiente manera:

“Llevamos unos meses haciendo una reingeniería, porque identificamos que en ese punto tenemos muchos cuellos de botella. En cambio ahora, ya tenemos identificados los casos urgentes, y la instrucción desde el nivel más alto es que se resuelvan”.

 

La impunidad

La coordinadora general de investigación de delitos de género y atención a víctimas de la Fiscalía, Laura Angelina Borbolla, precisa que cuando la denuncia es contra policías por acoso o abuso sexual, terminan en un acuerdo reparatorio o solo una disculpa.

“Estos dos delitos (acoso o abuso sexual) casi al 100% no llegan a juicio. ¿Cuáles son los que sí llegan 100% seguros?, los de violación. En este momento ahí traemos 30, un poquito más (de estos casos)”.

Además confirmó que solo se han girado cinco órdenes de aprehensión, aunque ninguna se ha cumplimentado pues los agresores se han amparado:

“Entiendo que muchas veces desde fuera se dice ‘no están haciendo nada, vean nada más los números que traen’ (…) pero estamos abriéndole la puerta a la justicia y el abrirla no necesariamente es que una persona quiera que su agresor esté en la cárcel, sino muchas veces es que ella tenga estos procesos de sanación”.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más