Jennette McCurdiy revela el lado oscuro de ser una estrella infantil

La ex estrella de Nickelodeon, Jennette McCurdy, ha anunciado en sus redes sociales el lanzamiento de su nuevo libro biográfico llamado, “I’m Glad My Mom Died” (Me alegro que mi mamá muera), que si bien aún no ha salido a la venta, ya se volvió en un tema de interés en redes sociales, pues en él, McCurdy, relata los abusos que sufrió a lo largo de su carrera a manos de un reconocido productor de la industria cinematográfica del que muchos especulan, se trata de Dan Schneider.

En sus memorias, la actriz conocida por haber interpretado a Sam Puckett en la famosa serie de Nickelodeon, “ICarly”, se abrió al público en general sobre algunos temas que vivió durante los inicios de su carrera, del cuales diversos medios y fanáticos ya sospechaban. Entre ellos, la relación que tuvo con su madre abusiva, la constante lucha contra diversos trastornos alimentarios y la época en la que fue estrella infantil de la cadena televisiva antes mencionada.

En dicho libro narró cómo su progenitora, la obligó a ser actriz desde muy joven para ser el único sustento de su familia; asimismo, explicó que nunca quiso ejercer esa profesión, pero se vio obligada a hacerlo debido a las constantes exigencias de su madre, quien controlaba cada aspecto de su vida y reforzó sus problemas alimenticios desde los 11 años, esto con tal de retrasar su pubertad, para así poder obtener más papeles infantiles.

Incluso, refiere que nunca pudo expresar ninguna inconformidad o molestia que tuviera durante su carrera, incluyendo los abusos que vivió con Schneider, pues en lugar de escucharla y ayudarla tenía argumentos planificados para minimizar sus opiniones o molestias; en pocas palabras, Jennette sabía que no podía contar con su madre en situaciones que pusieran en peligro su vida o estabilidad emocional.

Pero lo peor vino cuando McCurdy obtuvo un protagónico en Nickelodeon, pues contó que “El Creador”, un apodo que eligió para referirse, aparentemente, a Dan Schneider, era una persona violenta y abusiva tanto con niños como con adultos. Incluso, dijo que el mismo productor llegó a tocarla indebidamente.

Asimismo, relató que la cadena televisiva intentó pagarle por su silencio, ofreciéndole cerca de 300 mil dólares, los cuales argumentaron que se trataba de dinero gratis como “agradecimiento”, pero que la única condición que le pedían, era que nunca hablara públicamente sobre su experiencia con Schneider, a lo que ella se negó rotundamente, pues sintió que de alguna forma estaban comprando su silencio; no obstante, el acoso por parte de los ejecutivos siguió por un largo periodo.

Si bien, todos estos problemas la absorbieron por mucho tiempo, no fue hasta que su madre falleció en el 2013 a causa de cáncer, que pudo alejarse de las pantallas para recuperar su salud mental y emocional.

Es importante destacar que Schneider “El Monstruo de Nick”, como se le apodó, fue acusado públicamente en el auge del movimiento #MeToo, por conductas inapropiadas contra menores de edad. El “Show de Amanda”, “Drake & Josh”, “Victorious”, “Zoey 101” y “ICarly”, fueron algunas de las series de televisión que lo catapultaron a la fama.

Las sospechas de abusos comenzaron cuando la cadena anunció el despido de Schneider de manera repentina, esto poco tiempo después de que salieran a la luz las acusaciones contra Harvey Weinstein. Desde entonces, se especuló que por mucho tiempo tuvo conductas inadecuadas contra los jóvenes actores que formaban parte de sus shows. Si bien nunca se pudo comprobar ni hubo una denuncia formal al respecto, el tema sigue siendo algo del que muchos consideran es verídico.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más