Este lunes se reanudan las clases en Baja California Sur

Como parte de los acuerdos tomados por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) Sección 3, se determinó levantar el paro de labores y regresar a las aulas el lunes 14 de noviembre. A partir de esa fecha, el personal educativo estará trabajando bajo protesta. Así lo comunicó el secretario general, Elmuth Castillo Sandoval.

“Lo digo categóricamente: las acciones seguirán. Es un cambio de estrategia. No estamos abandonando la lucha. La lucha sigue. Habrá acciones, sí, a contraturno algunas, pero, si se ocupa hacer algunas acciones tomando media jornada o la jornada completa en una ocasión, en un día, se harán; pero eso se ve determinando a través de la estructura sindical dependiendo las fechas que se acerquen de acuerdo a lo que tienen que ir cumpliendo la autoridad tanto estatal o federal”, declaró.

Castillo Sandoval indicó que únicamente respaldarán los paros laborales convocados por el Comité Ejecutivo. Esto, luego algunos grupos de docentes y personal administrativo se mostraran inconformes con el anuncio del regreso a clases.

Afirmó que esta decisión se tomó tras los avances alcanzados en las negociaciones con los gobiernos federal y estatal. Recordó que a partir del mes de enero se iniciará el proceso de homologación para compensados y eventuales. De igual manera, se garantiza que no se despedirá a los trabajadores cuyo contrato culmine en diciembre de este año.

El líder sindical destacó que se están haciendo gestiones con la Unidad del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros (USICAMM) para que se incluya dentro de la estructura ocupacional a los maestros monitores y para que se recategorice a los trabajadores sociales.

Anunció que este jueves se firmó una minuta con el Gobierno del Estado de Baja California Sur para el pago de la compensación del 15% para el personal docente del nivel medio superior. Este pago comenzará a realizarse en enero e implica un gasto de 14.3 millones de pesos.

En cuanto a los hechos ocurridos la tarde del miércoles en las oficinas sindicales, donde una trifulca provocó que se quebrara un vidrio, lamentó que las diferencias de opiniones escalaran a ese punto.

“Hubo un acto de violencia aquí. No voy a decir quién es responsable o quién no es responsable, pero se dio. Hubo compañeras maestras que estaban aquí con sus hijos y muchas de ellas cayeron en crisis. Se le subió la presión a una compañera, a dos compañeras, y hubo esa situación de temor”, expresó.

Finalmente, señaló que esa no es la imagen del magisterio sudcaliforniano que quieren mostrar a la población.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más