Más de tres años sin agua en la Ampliación Lázaro Cárdenas

Hace aproximadamente tres años, durante la administración municipal de Rubén Muñoz, los vecinos de la colonia Ampliación Lázaro Cárdenas comenzaron a sufrir el desabasto de agua potable. Son alrededor de dos manzanas, aledañas a la Escuela Primaria Emma Osuna, las que se ven afectadas por esta situación.

Ante las cámaras de CPS Noticias, el señor Roberto Ruiz, quien habita sobre la calle Regidores, explicó que desde hace años el vital líquido no llega a su domicilio. En el caso de las viviendas más afortunadas, en las madrugadas en las que les corresponde el tandeo salen de la llave de paso un fino hilo de agua potable que les permite llenar algunas cubetas. Él, en cambio, debe acarrear agua desde la casa de un familiar.

“El sistema pues nunca ha sido bueno, pero cuando menos era pasable. Fallaba una vez, pero había agua; pero desde que entró la pandemia y la administración de ese señor, es un sufrimiento para todos aquí, la verdad”, expresó.

Los vecinos deben acarrear agua de otros lugares
Foto: Guillermo Salgado

La súplica de los vecinos no ha sido escuchada por las autoridades, quienes a lo largo de estos años no han atendido los reportes.

“Ya hemos hecho oficios. Incluso ha habido gente que ha ido a Sapa a decirles que no hay agua, que no nos avientan agua, y no nos tienen en consideración. Ellos dicen: ‘Sí, sí vamos a ir”, comentó Vidal Castro, otro de los habitantes de la zona. 

Como una forma de protesta, algunos de los colonos han decidido no pagar el servicio. Señalan que no saldarán su deuda hasta que no les aseguren el suministro del vital líquido.

“Yo también como él, dejé de pagar, y ¿por qué? Porque no me daban agua, y todo el tiempo llegaban los de los recibos y me dicen ‘¿Sabe qué? Tiene muchos recargos. Vaya a pagar’. ¿Pero cómo voy a pagar algo que no tengo? […] Yo puedo pagar, así sean los retrasados, pero que avienten agua porque, si no avientan agua, ¿cómo voy a estar pagando sin agua?”, manifestó.

Tan solo en lo que va del año, el señor Vidal Castro ha comprado poco más de 10 pipas de agua, cada una con un costo superior a los 1,000 pesos. Con cada servicio, rellena sus piletas y tinacos. Si la raciona, le dura más de tres semanas.

Vecinos de la zona se dicen hartos de la falta de agua
Foto: Guillermo Salgado

 

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más