Mexicano crea cápsula de traslado para pacientes con coronavirus

capsula coronavirus

Foto: Milenio

México (Milenio).- Una cápsula para el traslado, en ambulancias o dentro de hospitales, de pacientes con enfermedades altamente contagiosas, como el Covid-19, fue diseñada por Fernando Avilés Serret, egresado de Ingeniería Biomédica de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.

El dispositivo “Cápsula XE” aumenta la seguridad del personal médico y externo que está en contacto con enfermos de coronavirus.

Las instituciones que han adquirido la CápsulaXE son el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), la Cruz Roja Mexicana y la Secretaría de Marina.

La CápsulaXE se emplea para proteger a su personal médico y para mover a los pacientes dentro de sus instalaciones, en sus ambulancias o hasta en helicópteros.

Ésta se conforma por un domo, hecho de plástico y textiles, que es operada por un controlador electrónico, que por efecto venturi (fenómeno que se utiliza en la hidráulica para generar presiones negativas) reduce la presión atmosférica dentro de la cápsula al generar un vacío interno del aire.

El domo mantiene hermética a la cápsula, característica que es aumentada por el efecto venturi, que hace que todo el aire del exterior que circula alrededor de la cápsula entre a la misma, lo que significa que si el paciente tose o estornuda la cápsula impide el esparcimiento de las partículas de saliva, y atrae hacia adentro el aire circundante y evitar contagios. Todo permanece dentro de la cápsula.

“El efecto venturi dentro de la cápsula es como poner una aspiradora dentro de una bolsa de plástico, a la cual le chuparía el aire hasta dejarla totalmente sin éste, el controlador evita el colapso de la cápsula, y por ende impide que los pacientes dentro de la misma se asfixien, pues nunca les falta el aire necesario para respirar”, explicó.

Antes de que se incorpore al exterior el aire del interior de la Cápsula XE, se pasa por un filtro de aire de alta eficiencia (HEPA, por sus siglas en inglés), que al ser capaz de retener partículas muy pequeñas, reincorpora al ambiente un aire totalmente limpio; lo que garantiza la seguridad sanitaria de las personas que están afuera de la cápsula y en contacto con los pacientes, como paramédicos, médicos, enfermeras y camilleros.

Como en México lamentablemente todavía no se cuenta con salas de aislamiento grandes en los hospitales, y los equipos de protección a veces tienen defectos, no están bien hechos, se agotan o simplemente no hay, el hecho de contar con una cápsula y meter a un paciente en ésta, por lo menos garantiza que ningún virus o bacteria saldrá de ella.

Fernando comenzó a trabajaba, desde hace un año, en el desarrollo de la la Cápsula XE como trasporte en ambulancia de enfermos de tuberculosis o meningitis, pero ante los altos números de contagios de Covid-19 en el mundo, se dio a la tarea de afinar algunos detalles al prototipo que ya tenía listo en noviembre de 2019, para dar paso a la producción en serie.

La cápsula, agregó, permite mover a un paciente del piso de terapia intensiva a aquel donde se encuentra el tomógrafo, para ver cómo va su neumonía, implica ir esparciendo gérmenes en el elevador y en los pasillos, y así exponer al contagio a otros pacientes, al personal de vigilancia o quienes están en los mostradores; un riesgo que elimina totalmente la cápsula, al ser un mecanismo de aislamiento confiable.

XE Ingeniería Médica es una empresa dedicada, entre otras cosas, al traslado de pacientes en ambulancias y al diseño de equipo médico, como la Cápsula XE que ya esta en proceso de registro ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

La Cápsula ya se comercializa en el mercado (actualmente, XE Ingeniería Médica fabrica entre 100 y 120 de estos dispositivos por semana), donde se ofrece a un precio de casi dos mil dólares, ya con todos los impuestos y cargos que se aplican a la venta de equipos médicos.​