Mujer denuncia que fue acosada y obligada a quitarse tatuaje con bisturí en la GN

Karla Narvalles, es una joven que recientemente, denunció en redes sociales el proceso que debió pasar para poder ingresar a la SEDENA. En sus posteos relató haber sido víctima de acoso sexual por parte de un alto mando militar, así mismo, ser obligada a retirarse un tatuaje con bisturí.

Karla explicó que hizo muchos sacrificios para poder pertenecer a la Secretaría de la Marina (SEMAR) a través de sus cuentas de Twitter e Instagram, pues en primer lugar tuvo que someterse a un procedimiento quirúrgico para poder retirarse un tatuaje significativo tanto para ella como para su madre. Comentó que a pesar de que cumplía con todos los requerimientos que se le solicitaban y realizó diversos exámenes en donde comprobaba su perfecto estado, no la dejaron entrar con él.

Prosiguió contando que poco tiempo le duró el gusto de pertenecer a la Secretaría de la Marina, ya que repentinamente, fue comisionada a la Guardia Nacional, por lo que tuvo que alejarse de su familia. Asimismo, refirió que eso jamás fue un impedimento para continuar dentro, pues sabía que esa era su vocación.

“Poco duró el haber ingresado a la Secretaría de Marina debido a que me comisionaron sin preguntar a la GN, y como a muchos mandarme lejos de casa y de mis padres, a pesar de eso yo nunca dejé de echarle ganas porque mi vocación siempre fue esa”.

Mientras se encontraba realizando sus años de servicio, explicó que un alto mando comenzó a acosarla sexualmente todos los días, durante los meses de febrero y marzo del presente año, tiempo en el que solicitó sus vacaciones para tomar terapia psicológica, debido a que la presión que ejercía esta persona sobre ella, era demasiada.

“Mis años de servicio fueron los mejores hasta que un mando decidió acosarme sexualmente todos los días durante los meses de Febrero a Marzo del presente año (2022). Solicité mis vacaciones y comencé con terapia psicológica porque esta persona ejercía demasiada presión sobre mí, abusando de su autoridad”.

Esto la llevó a ausentarse de sus labores al finalizar sus vacaciones, no sin antes interponer una denuncia en la que explicó su situación a detalle. Sin embargo, dijo que hasta el momento nadie ha hecho nada para ayudarla y que en su lugar ha recibido amenazas y comentarios de sus mismos compañeros, quienes la acusan por incumplir con sus labores y le dicen que por ese motivo, debería de ir a prisión militar y cumplir una condena de uno a tres meses, a pesar de haber justificado su ausencia.

“Ya realice las denuncias correspondientes, nadie ha hecho nada sino al contrario sólo he recibido ‘recomendaciones’ de que debo ir a prisión militar por ausentarme de mis labores a cumplir una condena de uno a tres meses, a pesar de que justifiqué mi ausencia como corresponde”.

Finalizó diciendo que tanto la SEMAR como la Guardia Nacional están al tanto de la situación, pero solo se han echado la bolita unos a otros. Asimismo, cuestionó a dichas instituciones que se encargan de brindar seguridad a la ciudadanía, por tener al “enemigo” dentro de sus batallones.

“Nadie verá el esfuerzo que has hecho por estar ahí, siempre le darán la razón al acosador y al hostigador solo porque tiene grado. Se supone que están para cuidar a la ciudadanía pero tienen dentro de sus batallones y bases al enemigo”.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más