Mujeres trans en condiciones físicas para categorías femeniles deportivas

Angie Lara Gamboa, atleta transexual, originaria de la ciudad de La Paz, ha buscado en los últimos días hacer pública su denuncia ante las autoridades correspondientes, luego de ser víctima de discriminación por parte de las autoridades del deporte en Baja California Sur.

Dándole seguimiento al tema, CPS Noticias y Tribuna de Los Cabos platicó con Janeth Ávila Olivares, médico especialista en medicina del deporte y titular del laboratorio de historia clínica en la Dirección de Medicina del Deporte de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien nos habló sobre lo controversial que podría llegar a ser el tema, así como los diferentes puntos de vista que se tienen que considerar sobre el deporte y las personas trans. 

“Si lo vemos desde el punto de vista fisiológico vamos a encontrar muchas diferencias biológicas entre un hombre, una mujer y una persona trans. Entre estas diferencias, si efectivamente hay una diferencia en la fuerza un hombre versus la de una mujer, biológicamente. Sin embargo, una persona trans se va a encontrar justo en medio, no tiene la fuerza de un hombre, no tiene la fuerza de una mujer”, refirió la doctora.

Los pocos estudios que se tienen sobre la fuerza directa nos hablan de que a pesar de que tienen una fuerza mayor que la de una mujer biológica, no tienen la fuerza equiparable con un hombre, es decir, si lo comparamos con el peso viene siendo la misma fuerza que una mujer biológica”.

Asimismo, comentó algunas diferencias entre una mujer cisgenero y una mujer transexual, refiriendo que a nivel cardiaco el corazón de una mujer cisgenero es más chico y tiene menor volumen. Además, recalcó que existe una diferencia en las estructuras óseas corporales de mujeres y hombres, algo que le da mayor ventaja a los atletas masculinos de competir en cualquier categoría; sin embargo, en el caso de las deportistas trans, se encuentran justo en ese intermedio.

Posteriormente le preguntamos a la doctora Janeth Ávila si consideraría alguna opción de equidad para competencias y así evitar algún tipo de desventaja sobre atletas cisgenero, a lo que nos dijo lo siguiente.

“Gran parte del problema surge en que las categorías deportivas están divididas en hombres y mujeres biológicamente nada más. No existe una subdivisión para una persona biológicamente inter sexual, mucho menos para una persona trans, ¿por qué? Por que ya no estamos hablando de un sexo biológico, si no más bien una categorización a nivel de identidad de género, es decir, dentro de identidades de género podemos encontrar una diversidad muchísimo mayor a lo cual las categorías deportivas no están divididas de esa manera. Desgraciadamente solo las tenemos divididas de un lado o de otro pero no un intermedio”.

Al finalizar se le realizó la pregunta si médicamente existe igualdad en una atleta transgénero para competir en una liga femenil.

“Sería muy controversial, pero si, si la dejaría en la misma categoría de una mujer en categoría femenina”.

Por último le preguntamos en qué deportes si tendrían algunas ventajas competidores transgénero., a lo que nos comentó que se tendría que evaluar de manera personalizada a cada una, ya que hay mucha diferencia entre una persona trans hombre y trans mujer.

“En el caso de Angie podríamos considerarlo en ventaja competitiva, deportes de combate, artes marciales mixtas, taekwondo y algunas disciplinas de atletismo y natación pero en general si sería optimizar cada una de las pruebas. Así que es cuestión de hacer un análisis muy objetivo de acuerdo a cada caso para respetar los derechos de cada uno de los deportistas que así lo requieran”, finalizó diciendo Ávila Olivares.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más