Pasarán semanas antes de recuperar lo mínimo en Mulegé

Vizcaíno, los ejidos Díaz Ordaz y Benito Juárez, La Laguna, El Dátil y El Cardón, son algunas de las poblaciones en donde ocasionó con más afectaciones el huracán categoría 1 ‘Kay’ en el municipio de Mulegé, aunque toda la región presenta serios problemas de inundaciones, cortes carreteros, escasez de servicios como agua potable y energía eléctrica, además de problemas sanitarios con el desbordamiento de aguas negras; así lo indicó para CPS Noticias, la alcaldesa, Edith Aguilar Villavicencio.  

 

“Tenemos problemas carreteros de cortes, yo no he podido trasladarme en carro, tenemos problemas también de agua potable, de postería eléctrica todavía tirada. En el Ejido Díaz Ordaz encontramos a un señor que perdió absolutamente todo con la corrida de agua, y ahorita estamos con otra persona de la tercera edad que vive a un lado del arroyo y está inundado de lodo. Ha sido un recuento muy difícil porque entre más avanzamos más situaciones complejas de la población encontramos”, declaró vía telefónica.

 

Con una población de 64 mil 22 habitantes y una extensión territorial de 33 mil 92 kilómetros cuadrados, aún no se desconoce la cifra total de damnificados, ni autoridades federales, estatales o municipales han podido cuantificar los daños, sin embargo, reconocen que tienen problemas en las comunidades serranas, en los ranchos, en la laguna de San Ignacio, en las costas de pacífico norte y en las urbes principales, es decir, en todo el municipio. 

 

“Somos un municipio muy disperso, el más grande del país, y hablarte de un número de afectados es complejo porque de una u otra forma la mayoría fue afectada, el tema es ver el daño real más agudo y avocar los esfuerzos en ello, ya vendrá la manera de buscar otras alternativas para la demás ciudadanía”, declaró. 

 

Hasta el momento, la única manera que han tenido las autoridades y fuerzas armadas para trasladarse a varias poblaciones es en helicóptero, de esta manera sobrevolaron el Ejido Díaz Ordaz, en donde el arroyo San Pablo está afectando a sus habitantes y a quienes viven en el Valle de Vizcaíno, así como en el Ejido Benito Juárez que sigue inundado. 

 

Aunque los refugios temporales ya fueron deshabilitados, muchas personas siguen sin llegar a sus hogares o pasan horas limpiando y rescatando lo poco que quedó de sus pertenencias. Mientras que los representantes de gobierno siguen recorriendo el municipio y priorizando los apoyos para las zonas más afectadas.

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más