Protesta Inglaterra por violación a los derechos humanos

La selección de fútbol inglesa fue la primera en protestar en favor de los derechos humanos, un tema crítico en Qatar, nación sede del Mundial.

La protesta tuvo lugar previo al partido contra Irán, a quienes los ingleses vencieron con marcador de 6-2.

Esta protesta ya se había visto en partidos masivos desde el año 2020, como parte de la iniciativa “Black Lives Matter”, tras el lamentable episodio en el que perdió la vida George Floyd, hombre afroamericano que fue asesinado por la policía estadounidense y, desde entonces, se ha replicado en múltiples eventos deportivos, para presentar una postura de rechazo ante injusticias sociales.

Este encuentro también sirvió como marco para el inicio de la campaña de la Federación Internacional de Fútbol Asociado, FIFA, “No Discrimination” (No a la discriminación), la cual se tenía agendada para los cuartos de final, pero se ha tomado la decisión de adelantarla, para mandar un mensaje de inclusión por parte de las selecciones.

La acción de la Federación rectora del fútbol mundial llega después de que se instara a los equipos a desistir de usar el brazalete multicolor ‘OneLove’, que pretendía visibilizar las injusticias en el país qatarí hacia la comunidad LGBTQI+.  

Como parte de la protesta, Harry Kane quien es delantero de la selección inglesa, salió de la cancha portando el brazalete impulsado (No Discrimination) por la FIFA, en tanto el capitán de Irán, Ehsan Haji Safi, optó por jugar con la bandera de su país en el brazo.

Otra de las protestas que se vieron en el partido fue durante el himno de Irán, ya que los jugadores Iraníes guardaron absoluto silencio, esto en protesta por la muerte de la joven Mahsa Amini, detenida por la policía de la moral.

En un comunicado, la FIFA recordó que la finalidad del reglamento del Mundial, incluyendo las protestas políticas y sociales, es “preservar la integridad dentro del terreno de juego de todos los participantes y resulta aplicable por igual a todas las selecciones”.

“La FIFA es una organización inclusiva que quiere poner el fútbol al servicio de la sociedad, apoyando las buenas causas y las causas legítimas, si bien eso debe hacerse en el marco del reglamento de la competición, que es conocido por todos”.

Es así como siguen los movimientos sociales en Qatar 2022, que tienen pendientes a los organizadores en cada partido de la justa deportiva.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más