Reforzarán operativo de disuasión en lugares públicos en Mulegé

Foto: Archivo

Redacción: Daniela Pérez

Mulegé.- Debido a que Mulegé continúa con la venta regular de bebidas alcohólicas, últimamente han registrado presencia de carros cantina en la ciudad, por lo cual, el Ayuntamiento está valorando implementar un fuerte operativo contra estos con la intención de evitar la propagación del virus, además de reforzar las medidas anteriormente anunciadas, mencionó  Felipe Prado Bautista, presidente municipal de Mulegé

Confinamiento del personal

Desde hace 3 semanas, el Ayuntamiento de Mulegé, cesó de labores a su personal que perteneciera a grupos de riesgo ante el Covid-19, y posteriormente con la implementación de las medidas de la Secretaría de Salud, todo el personal sindicalizado y compensado fueron enviados a confinamiento en sus hogares, a excepción de quienes trabajan en áreas esenciales de atención al público como SAPA, Protección Civil, Bomberos y Servicios Públicos, mencionó.

Operativos de disuasión

De igual manera que en otros municipios, en Mulegé desde hace una semana implementaron operativos de disuasión en lugares de gran concurrencia como playas, esto con la ayuda de la policía y de protección civil municipal, refirió.

Establecimientos

También se acató la suspensión de servicios en establecimientos no permitidos, sin embargo, mencionó que existen algunos como los de alimentos, que continúan trabajando para poder obtener ingresos en estos tiempos difíciles, así mismo resaltó la solidaridad y apoyo espontáneo que ha surgido por parte de los muleginos para con los negocios locales.

Solicitan consideración a grandes empresas

Finalmente, el funcionario hizo un llamado a las grandes empresas trasnacionales, a la Comisión Federal de Electricidad, organizaciones y dependencias que no han implementado ningún tipo de medida para apoyar durante la contingencia, a que pongan en práctica la solidaridad, ya que la situación económica preocupa a cientos de muleginos, “el ciudadano que se queda con su changarrito se queda pensando que tiene que pagar la luz, tiene que pagarle a sus trabajadores, tiene que pagar sus impuestos, y eso lo pone en desventaja ante otras empresas que sí tienen la oportunidad de seguir trabajando”.