“No tenemos ni una gota de agua”, vecinos de La Fuente

Al menos quince vecinos de La Fuente llevan más de dos meses sin agua

Vecinos de la colonia La Fuente llevan más de dos meses sin servicio de agua potable. El problema inició en abril. Desde entonces se las han tenido que ingeniar para abastecerse del vital líquido.

La señora Martina Savín indicó que son alrededor de quince los hogares afectados, los cuales se ubican en la zona alta de la colonia.

“Ya ni sé cuántos meses llevamos sin agua. Es realmente desesperante, ya que no tenemos ni una gota de agua […] Yo le pago al vecino de aquí de enfrente para que me traiga un tinaco de agua. A veces me dura tres días cuidándola, o un poquito más, y a veces sí me pasó el día sin agua”, expresó.

Por su parte, Arturo de la Torre, quien vive en la misma calle, mencionó que es su hermano quien le ayuda con el suministro de agua.

“Yo soy minusválido y no trabajo, así que no tengo forma de comprar agua. Gracias a que mi hermano me trae agua, puedo sobrevivir, pero pues agua no tenemos de la red. No nos llega”, comentó.

Esta situación ha sido reportada en múltiples ocasiones al Organismo Operador del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (Oomsapas) de La Paz. Sin embargo, la única respuesta que obtienen los ciudadanos es que sí se está respetando el tandeo, por lo que deberían contar con el suministro de agua.

Porfirio Flores, otro de los vecinos, mencionó que están cansados del trato que reciben por parte de los trabajadores de la dependencia.

“Hay que llamar y hay que recibir lo mismo: ‘Es mentira’, ‘es el único que se está quejando’, ‘nadie llama’, ‘no tenemos reportes’. Es lo mismo, es una constante. A veces da vergüenza llamar, o coraje […] Ojalá que Sapa tome algo de cartas en el asunto. Yo creo que ellos, los ingenieros de Sapa, deben de tener sus aljibes llenos de agua, porque nosotros los tenemos, pero con aire”, manifestó.

Además de pagar el recibo de agua, muchos recurren a la compra de pipas, lo que implica un gasto extra.

“Comparto con mi vecina la pipa. Estamos cargando 700 pesos cada diez días, o sea, dos echadas de 350 pesos cada una […] El recibo no falla, ese es puntual, y hay que pagarlo puntual, si no, te la cortan; aunque, si la cortan, no afecta: no hay agua”, manifestó.

El agua que consiguen gracias al apoyo de familiares y vecinos o a la compra de pipas la destinan a sus necesidades básicas. Desde hace semanas dejaron de regar sus plantas, las cuales se están secando.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más