Un tribunal desestima el primer caso #MeToo en China

Una denuncia de abuso sexual en China, considerada como el primer caso #MeToo en la historia de este país, fue archivada el martes por la justicia.

Zhou Xiaoxuan, de 28 años, acusó en 2018 al conocido presentador Zhu Jun de haberla besado y acariciado a la fuerza cuando era becaria cuatro años antes en la televisión nacional.

Sus denuncias desencadenaron una avalancha de testigos similares en redes sociales, a imagen del movimiento #MeToo de denuncia del acoso sexual en países occidentales.

Pero después de tres años de batalla jurídica, un tribunal de Pekín estimó el martes que no había pruebas suficientes para justificar un proceso.

“Las pruebas aportadas por la denunciante Zhou no son suficientes para establecer que fue objeto de acoso”, dijo en un comunicado el tribunal del distrito de Haidian.

Zhou, censurada en los últimos años por el régimen, pedía excusas públicas y una indemnización de 50.000 yuanes (unos 7.760 dólares).

China aprobó el año anterior una ley antiacoso que, sin embargo, no ha vencido las reticencias de una mayoría de mujeres chinas a la hora de denunciar este tipo de casos, de los que muy pocos terminan ante la justicia.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más